Historia de la Iglesia


 

La Iglesia anglicana tuvo su primera presencia en Honduras ya en el siglo 17, cuando los comerciantes ingleses, aventureros y Buccaneers llegaron en su suelo para explotar las maderas preciosas que formaban sus bosques tropicales. Sin embargo, no fue hasta el siglo 20 que Capellanías para servir a los empleados y sus familias de las compañías fruteras como United, Standard y Cuyamel Fruit Company estableció la Iglesia Episcopal.

La primera Iglesia Episcopal de Honduras, Iglesia Emmanuel by the Sea, fue fundada en la bahía de la isla de Roatán. Con el tiempo la iglesia se extendió al continente en Trujillo, Colón, en 1827, donde fundó la Misión de San Pablo. La donación de una Biblia para el púlpito, se recibió de las damas A y D Salisbury y correos. a. Hobbard Señora. Esta Biblia es ahora la más antigua Biblia en idioma Inglés que existe en Honduras.

Iglesias Posteriormente se fundaron en toda Honduras incluyendo la Iglesia Episcopal de San Juan en Puerto Cortés, también lleva el nombre de la Catedral de San Juan Bautista, en la Ciudad de Belice, Iglesia de la Santísima Trinidad en La Ceiba, y el Espíritu Santo en la ciudad de Tela. Estos últimos tres iglesias fueron posteriormente mantenidos por los lectores laicos de la Afro-hondureña Comunidad que eran descendientes afrocaribeños de aquellos que vinieron a construir el Canal de Panamá y los ferrocarriles a lo largo de la costa caribeña de América Central para la United Fruit Company en el 19 y 20 siglos.

Honduras fue parte de la Diócesis de Belice hasta 1953, cuando fue transferido a la Iglesia Protestante Episcopal de los Estados Unidos de América. En 1957 el obispo David Richards, fue consagrado como primer obispo de la provincia de América Central, que incluye a países como Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Fue en el año de 1967, cuando el obispo William Frey fue consagrado Obispo de Guatemala y fue puesto a cargo de la Iglesia de Honduras. Fue expulsado de Guatemala en 1971 por su oposición a la violencia política en ese país.

En 1968, la Diócesis de Honduras se formó con un total de cuatro congregaciones; Espíritu Santo en Tela, de San Juan Bautista en Puerto Cortés, Santa Trinidad en La Ceiba y Emmanuel por el mar en Roatán.

El 17 de septiembre 1973 el obispo Anselmo Carral exiliado cubano que fue el obispo interino de Guatemala y Honduras, fue consagrado. En ese mismo año, el obispo Ervine Swift fue designado para viajar a Honduras para investigar si había oportunidades para la misión en Honduras y se concluyó que era factible.

Dos años más tarde, el obispo Hugo Luis Pina, (nacido en Cuba en 1938), fue nombrado "misionero a cargo" de la Iglesia Episcopal de Honduras, estableciendo su residencia en la ciudad de Tegucigalpa. En 1977 fue elegido obispo de Honduras y fue consagrado el 11 de junio 1978 como el primer residente Obispo de la Diócesis de Honduras. Se desempeñó hasta 1980. Un punto importante en la historia de la diócesis es que no fue hasta el 24 de agosto 1978 que el primer sacerdote nacido hondureño fue ordenado, el reverendo Albert E. Brooks.

Obispo Leopoldo Frade fue elegido y consagrado Obispo de Honduras el 25 de enero de 1984, y sirvió hasta el 15 de septiembre de 2000. Con la salida del obispo Frade, obispo James H. Ottley sirvió como obispo interino hasta que la Iglesia podría elegir a un nuevo obispo. El 30 de junio de 2001, a través de elecciones democráticas, la Iglesia Episcopal de Honduras elegido Rev. Lloyd Emmanuel Allen, como el primer obispo nativo de Honduras en la historia de la Iglesia. Bishop Allen fue consagrada el 20 de octubre de 2001 y continúa sirviendo a este día.

Durante el mandato de Bishop Allen la Iglesia Episcopal de Honduras, ha sufrido grandes cambios y el crecimiento. Como una diócesis de misión, la Iglesia Episcopal de Honduras ha pesar de su historia siendo dependiente de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos. Al convertirse en asumir el cargo, Bishop Allen comenzó a alentar inmediatamente la iglesia Honduras para aspirar a convertirse en una diócesis autosuficiente. Como tal la diócesis emprendió una campaña de "Autosuficiencia 2019" para convertirse en una diócesis totalmente autosuficiente en 2019. A partir de un 98% la dependencia de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos en 2001 a menos del 50% en el año 2014, se están haciendo progresos. Esto se está haciendo mediante el apoyo a las parroquias con micro-finanzas y oportunidades de negocio que apoyarán el trabajo de la iglesia.

Además de las 156 parroquias episcopales, la diócesis está ministrando a la nación a través de sus siete escuelas bilingües; la granja escuela El Hogar, escuela técnica, colegio de internos de la muchacha, orfanato; 3 clínicas de VIH; Anglidesh una organización para el desarrollo de Honduras a través de la financiación de microempresas; y la Fe, la Esperanza y Alegría Proyecto de Vivienda.

Hoy en día, la Iglesia se divide en dos (2) regiones (Norte-Oeste y Centro-Sur-Este) con (10) decanatos.